Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Artistas’ Category

Por Padre Michal Janocha

La luz se desliza por una puerta entreabierta… El objetivo de Tomasz Sobecki se detiene con insistencia en unos pies delicados atravesados por un clavo de hierro, observa una garganta oscura en el lado abierto de la llaga, mira en silencio las almendras maduras de los ojos semiabiertos.

Detrás del crucifico, en la pared de la iglesia antiguamente franciscana, Nuestra Señora de Torum, un artista medieval desconocido pintó un barco flotando en medio de un mar agitado. Debajo del barco se puede observar una escena de batalla. El despiadado paso del tiempo ha borrado gran parte de los soldados y hoy, ya nadie se acuerda del vencedor ni del vencido. Sólo los remadores siguen, con gran esferazo, luchando contra el elemento.

El crucifijo, en un principio colocado sobre el arco triunfal, fue colgado mucho más tarde en la pared del fondo, ocupada por un fresco. Éste se asemeja al ancla y al mástil del barco pintado, y al mismo tiempo, el puente lanzado sobre las aguas une los bordes opuestos, el cielo y el mar. La yuxtaposición involuntaria de ambas obras – fresco y escultura – establece un paralelismo inesperado con una visión mística de Catalina de Siena descrita en su Diálogo:

“(…) quiero describirte el puente. Te he contado que se extiende desde el cielo a la tierra a través de mí, que me he unido a la humanidad a la que formé del polvo del suelo. Este puente, mi Hijo Unigénito, tiene tres peldaños. (…) reconocerás en estos tres peldaños res estadios espirituales. El primer escalón son los pies, que simbolizan los afectos; pues al igual que los pues conducen al cuerpo, los afectos conducen al alma. Los pies de Mi Hijo traspasados por los clavos son un peldaño por el cual puedes ascender a su lado, donde verás revelado el secreto de Su corazón. No en vano, cuando el alma ha ascendido hasta los pies del afecto y dirige el ojo de la mente al corazón abierto de Mi Hijo, comienza a sentir el amor de su propio corazón en Su consumado e indecible amor. Entonces el alma, al contemplar cuán fuertemente es amada, se siente desbordada de su amor, alcanza el tercero. Éste es su boca, donde encuentra paz tras la terrible guerra que ha tenido que librar a causa de sus pecados.

En el primer peldaño, limpiando los pies de sus afectos mundanos, se despoja del pencado. En el segundo se viste de amor a la virtud. En el tercero gusta de la paz. Por tanto, el puente tiene tres peldaños, y subiendo los dos primeros, pueden alcanzar el último. Éste se halla en tan alto lugar que las aguas de la inundación no pueden derribarlo – pues el veneno del pecado nunca tocó a mi hijo

 Anatomía mística de la gran santa medieval se armoniza curiosamente con el crucifijo de Torum y su esbelta arquitectura gótica. El ritmo delicado de las costillas, las bóvedas de los brazos tendidos, las claves de bóveda de clavos. Edwin Panofsky demostraba el parecido entre la estructura de la catedral gótica y la estructura de la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino, en las dos obras maestras más importantes de la arquitectura y del pensamiento medievales. ¿Existe una analogía similar entre el espíritu del gótico y la visión de los místicos medievales?

Sagrado Gótico. Tomasz Sobecki

Uno de los elementos comunes de la arquitectura gótica y de la mística, es la luz, misteriosa  claritas aparece como un estribillo en los tratados de los maestros renanos así como en las especulaciones del abad Suger cuando describe con arrobo las nuevas vidrieras en el deambulatorio de la basílica de Sain-Denis. La vidriera es la fruta madura de la plástica gótica y la visualización de su estética espiritual. Si se trata del material, constituye una combinación de cristales multicolores, pero sin la luz, está desprovisto de vida. La claritas lo traspasa y, sin perturbar su estructura, resalta su belleza y su sentido más profundo, para el que fue creado por el artista. La vidriera quizá sea también la metáfora del arte y, al mismo tiempo, metáfora de la vida: creada por el supremos Artifex, no puede resplandecer con su propia fuerza, sin la luz que la traspasa.

 En las fotografías de Tomasz Sobecki la luz no sólo llena delicadamente interiores góticos penetrando por ventanas esbeltas, puertas entreabiertas y rosetones redondos. La luz está viva, vibra, brilla, da vueltas, arrastra y hace bailar y temblar los pilares, las pareced y las bóvedas.

En este baile de luz el arte de la fotografía de la arquitectura parece competir con la arquitectura misma. Escogiendo el ascesis del blando y negro, Tomasz Sobecki conscientemente rechaza la rivalidad con la magia de los colores, y da más importancia a la forma de la luz.

 

Sagrado Gótico. Tomasz Sobecki

Sobecki, fotógrafo polaco nacido en Torum, expone la muestra “Sagrado Gótico”, una exposición dividida en cinco partes donde la incidencia de la luz es protagonista. En esta ocasión Sobecki propone imágenes en blanco y negro en las catedrales góticas porque al traspasar la luz las vidrieras e inundar los espacios interiores, se vuelve geometría y abstracción; la vidriera es la visualización de la estética espiritual de la plástica gótica

Esta muestra se enmarca dentro de la Candidatura de Pamplona a Ciudad Europea de la Cultura en 2016, junto con Torum, capital polaca que también compite por el mismo título

Sala de exposiciones de Conde de Rodezno. Hasta el 5 de septiembre.

 

Anuncios

Read Full Post »

Pamplona tiene en sus calles, plaza y jardines una gran muestra de la evolución del arte escultórico de los últimos dos siglos. Nace, con el propósito de ser una guía de visita a los rincones de la ciudad, la Guía de escultura urbana de Pamplona.  Esta publicación identifica las distintas generaciones de escultores navarros a través de sus obras más emblemáticas situadas por todo Pamplona.

Monumento al Encierro. Rafael Huerta

Monumento al Encierro. Rafael Huerta

 Nuestra ciudad contiene 109 estatuas y piezas escultóricas que se muestran en casi 300 fotografías y 128 planos, y que se descubren en un recorrido por las tendencias escultóricas de los últimos dos siglos. 

La guía divide a Pamplona en 17 zonas, muchas de ellas coincidentes con los barrios de la ciudad, y otras más especificas, como la Universidad Pública de Navarra, la Ciudadela y la Vuelta del Castillo o el cementerio.

Aunque son más de 67 artistas, muchos de ellos navarros o relacionados con la  lo que exponen sus obras sus obras hay cinco de ellos que tienen el privilegio de ser los que más obras exhiben en la ciudad: Jorge Oteiza, Faustino Aizkorbe, Jesús Alberto Eslava y el equipo formado por Giovanni Domenico Olivieri y Felipe de Castro, del taller del Palacio Real de Madrid, estos últimos autores del conjunto escultórico del Paseo Sarasate, a mediados del siglo XVIII.

 La guía estará en breve disponible en la web municipal www.pamplona.net  para que se pueda consultar de manera digital. La información se ordenará según las zonas establecidas en la propia guía para permitir la realización de itinerarios turístico-culturales de interés.

Read Full Post »

Pamplona. 1972. Era la semana previa a San Fermín. Al régimen franquista todavía le quedaba una última etapa en su rígida política, el orden del día prohibía cualquier intento de debate o polémica, la sombra de ETA planeaba en los alrededores de Pamplona y el Partido Comunista ponía en tela de juicio cualquier intento de innovación.

En un contexto político, donde la empresa privada era la única capaz de movilizar iniciativas de esta envergadura y totalmente gratuitas, la celebración de los Encuentros supuso todo un shock artístico y social donde la expectativa, la curiosidad y el asombro paseaban de la mano por las calles de Pamplona.

Nada hubiera sido posible sin la familia de los Huarte, reconocidos mecenas del arte de Pamplona en España. Junto con el Grupo ALEA, Juan Huarte, quiso conmemorar a su padre, a Felix Huarte, fallecido unos meses antes y precursor del mecenazgo Huarte. Dos ideas iniciales actuarían en los cimientos de ese homenaje: La de reunir a artistas de todas las tallas y la de prescindir del arte entendido como tradicional, es decir, pintura y escultura. Los Encuentros fueron fruto de la casualidad, fruto del contexto histórico en el que se desarrollaron y resultado de un completo programa de actividades artísticas. La reacción en todos los niveles fue la del desconcierto.

No es fácil explicar en unas pocas líneas el espíritu que inundó Pamplona en la semana previa a San Fermín. John Cage, compositor e instrumentista estadounidense, que revolucionó la música contemporánea dotándola de un lenguaje en apariencia caótico, describió los Encuentros como un gran “happening que desarrolla un teatro donde las cosas reales pueden ocurrir”. Un ideal, un dogma o la única regla en un momento donde ninguna norma tenía lugar: volver la espalda a lo convencional, a antiguas formas y encarar lo imprevisible, lo nuevo. El hibridismo de un todo que fue Pamplona en un momento concreto.

Estos Encuentros pretendieron, frente a la censura y al no-debate, frente a la prohibición y lo  superfluo, ser un pulmón de expresión donde cualquiera podía respirar tendencias, donde cada artista, nacional o no, tuvo por unos días la libertad absoluta de expresarse a través de sus obras, a pie de calle, al lado del ciudadano pasmado que no comprendía lo que sucedía a su alrededor, pero que era partícipe y a su vez crítico de lo que allí acontecía: cabinas de teléfonos donde al descolgar una, sonaba en otra, u otra que conectaba directamente con un prostíbulo, unas enormes cúpulas neumáticas de colores frente a la Ciudadela con sus 12 metros y medio de altura, conciertos de ruido, exposiciones de formas plásticas y sonoras, artistas que iban y venían tirando panfletos a diestro y siniestro,  body-art, arte conceptual, land art, bailes, plataformas metálicas que ocuparon el paseo Sarasate y que continuamente amanecían estropeadas por el propio ciudadano crítico que seguía estupefacto, pero con curiosidad, lo que estaba ocurriendo en una Pamplona sobria, en las postrimerías de una dictadura.

Estructuras Tubulares24. Isidoro Valcárcel Medina

Estructuras Tubulares24. Isidoro Valcárcel Medina

La ausencia de información sobre lo que se venía encima tuvo el efecto contrario al deseado por las autoridades, los rumores despertaron curiosidad, volaron a través de distintos países y en menos de once meses, artistas de todas las partes del mundo confirmaron su asistencia para lo que ya no iba a ser un evento conmemorativo  “normal” a un mecenas sin parangón.

La historia ha demostrado la importancia de los Encuentros muy al contrario de lo que pareció en aquel momento, en el que  el tiempo y el espacio ponían barreras a la expresión y en donde la comprensión instantánea era nula. Sin embargo, el impacto en el arte español lo convierten en un punto de inflexión. Un punto que según con qué ojo se mire abre o cierra un periodo en la historia de Pamplona y de España. Un periodo de vanguardia, un momento de complejidad artística en el que todo lo convencional era puesto en duda, donde el espacio público se convirtió en canal de expresión artística, donde todo se mezclaba, se cuestionaba y se reinventaba.

A pesar de que los Encuentros no han tenido una repercusión honda ni inmediata en los libros de historia, sí ha dejado huella en la esfera de arte contemporáneo de nuestro país. Vanguardia para unos, hecho aislado para otros, en las calles de Pamplona se vivió la manifestación más profunda, la explosión más sonora de arte que haya podido ver este país nunca. Es el momento para repensar, revivir y volvernos a cuestionar los pilares que levantaron  artistas nacionales e internacionales en la semana previa a los Sanfermines de 1972.

Mañana, jueves 25 de marzo, se inaugura la exposición Encuentros de Pamplona 1972: Fin de fiesta del arte experimental en la Sala de Armas de la Ciudadela. Además, se han organizado una serie de conferencias, diálogos, tertulias y actividades artísticas alrededor de los encuentros. Visita el programa y vive aquel Encuentro en Ciudadela hasta el 13 de junio.

Read Full Post »

20 años ha cumplido este año la feria internacional ARCO. Es una de las ferias más potentes y acreditadas en cuanto a arte contemporáneo se refiere; consolidada en el panorama artístico internacional, esta feria de prestigio ha surtido, en su vigésima edición, a la Colección de Arte Contemporáneo del Ayuntamiento de Pamplona con 4 obras pertenecientes a tres artistas españoles y uno rumano. 

Anxiety

Serigrafía del artista vasco Txomin Badiola.

 Este año el consistorio pamplonés ha contado con dos asesores expertos en Arte y entre todos se decidieron por Anxiety, del artista vasco Txomin Badiola. Tres serigrafías referidas a ciertos iconos de la realidad vasca, la imaginería rock y sexual, elementos autobiográficos, etc.

44 Falco Peregrinus ordenados según su belleza, de Juan del Junco, artista andaluz. Pertenece a un proyecto sobre los ejemplares de pájaros conservados en la estación biológica de Doñana. House and Still life es un oleo de pintura tradicional de corte impresionista y con un toque poético en colores muy suaves, del artista rumano Veron Urdarianu.

 Por último Sin Título es una instalación de medidas variables, del madrileño Angel Nuñez Pombo. Es una instalación montada con microcontroladores, leeds, motores y material eléctrico, en la que puede leerse la frase “Mind the light. Light the mind”. 

House and Still life

Veron Urdarianu

Estas piezas, adquiridas por 30.000 euros, pasan a formar parte del la Colección de Arte Contemporáneo municipal que ya cuenta con más de 450 obras de arte, de unos 200 autores, siendo el 40% artistas navarros, un 54% nacionales y un 6% extranjeros. A la hora de la selección de los autores no se tiene en cuenta su procedencia sino su proyección artística. Las obras más antiguas pertenecen a autores navarros que realizaron una ruptura con la pintura tradicional en los años 60 y 70, mucho de ellos protagonistas de los Encuentros del 72, momento clave y único en la historia del Arte de España y sucedido en Pamplona en la semana previa a los sanfermines en 1972.

El próximo 25 de marzo se inaugurará en la Ciudadela de Pamplona Encuentros del 72, una exposición de enorme importancia, y traída desde el Museo Reina Sofía de Madrid, en la que las obras de aquellos artistas nos harán volver a esos años grises de la posguerra en donde cualquier expresión fue posible en esa semana previa a San Fermín. Más adelante hablaremos en profundidad sobre este hecho histórico que va a tener un lugar, va a tener un espacio propio y concreto en pamplona hasta julio de este año.

Read Full Post »

Read Full Post »

El próximo mes de abril tendrá lugar la primera edición de “Estrena 2010”. Esta iniciativa, que parte de la Red de Teatro de Navarra y el Consistorio, supone un escaparate de las artes escénicas profesionales.

 El Ayuntamiento de Pamplona, junto con la Red de Teatros de Navarra, el departamento de Cultura y Turismo-Institución Príncipe de Viana del Gobierno y la Federación Navarra de Municipios y Concejos pretenden, con esta convocatoria, ayudar a la difusión de las nuevas producciones de teatro y danza de grupos con carácter profesional dedicados a la creación escénica e incluidos en el catálogo de la Red de Teatros de Navarra. 

 Además se pretende aumentar la calidad y cantidad en la programación y la oferta cultural de la red de Civivox, particularmente en los de Iturrama, Mendillorri y San Jorge cuyos espacios están acondicionados y dotados para el desarrollo de las artes escénicas y cumplen las especificaciones técnicas exigidas para la suscripción del convenio.

 Esta primera muestra acoge no sólo las representaciones teatrales, que tendrán lugar por la tarde en los Civivox, sino que en el Palacio del  Condestable tendrán lugar varias sesiones teóricas impartidas por profesionales  del sector como, por ejemplo, Charo Martín Crespo, Directora del Real Coliseo de El Escorial y de la Red de Teatros de Madrid, Luma Gómez, de la Compañía Teatro do Noroeste, o Mariano de Paco, gerente de MADFeria.

 La Muestra se llevará a cabo tras una selección previa por un jurado profesional. Es importante tener en cuenta que las obras deberán ser estrenos o en cualquier caso, haber sido estrenadas con posterioridad al uno de enero de 2009. Los interesados deberán presentar sus solicitudes en el registro general del Ayuntamiento de Pamplona antes del lunes 22 de marzo de 2010.

Puedes consultar las bases completas de la convocatoria aqui.

Read Full Post »

 

Travesías, de Daniel Cánogar

Travesías, de Daniel Canogar. Esta obra estará toda la presidencia en la sede del Consejo de la UE.

Seis meses, un semestre completo para hacer de la cultura una pieza clave del motor económico de Europa. La presidencia española de la Unión Europea durante este periodo de tiempo se ha marcado grandes objetivos culturales, entre ellos, aquel de fomentar el crecimiento y la consolidación del patrimonio cultural europeo.

Tres prioridades, tres apuestas en el ámbito cultural que supondrán hacer de Europa un algo más común a sus ciudadanos, supondrán conseguir una conciencia colectiva por los bienes y tesoros culturales del continente, y significarán, como decía Robert Schuman, que por encima de las instituciones, está Europa, la idea que da base común a nuestra civilización y que poco a poco crea un lazo, un sentimiento de identidad. La ministra de cultura, Ángeles González-Sinde, marcaba las tres prioridades:

1.      Reforzar la identidad cultural europea y promover el turismo cultural. En este sentido España colaborará en la creación del Sello del Patrimonio Cultural Europeo, este Sello pretende “impulsar la dimensión transnacional europea de los bienes culturales, monumentos, enclaves naturales, patrimonio tangible e intangible, lugares que han desempeñado un papel importantes en la historia de Europa”, etc. Su objetivo: fomentar el sentido de pertenencia a un espacio cultural común.

2.      Potenciar la cultura digital fomentando un mercado legal y la digitalización de contenidos.

3.      Que el papel de la cultura aumente el nivel hasta ser parte del motor de desarrollo económico social, lo que per se exige un presupuesto mayor.

 Europa ya tiene una consolidada dimensión política, e incluso social, pero no puede existir una identidad común a todos sus ciudadanos si el ideal cultural no tienen un cauce común por el que hacerse presente. Europa es un contenido asombroso de cultura, de arte y patrimonio, y todos debemos formar parte de ese ideal común, es nuestro proyecto y es herencia futura para las próximas generaciones.

Read Full Post »

Older Posts »