Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Europa’ Category

Luis Tena,  arquitecto y profesor de la ETSA de la Universidad de Navarra

A un espontáneo se le ocurre exclamar ¡¡guapa!! al paso de una mujer y la aludida le responde, más o menos: oye tío, vete a subir la autoestima a tu…. madre.

Estos días, preparando este artículo, he pensado que lo del piropo podría resumir la sensación que me produjo el clima de escepticismo palpable cuando en Enero el Grupo de Trabajo encargado de preparar el proyecto de candidatura a la nominación de Pamplona como Capital de la Cultura iniciamos las reuniones semanales.

En la prensa, oyendo a los políticos o al conversar sobre la candidatura los comentarios habituales eran: ¿Pamplona?, ¿Cultura?, ¿contra Córdoba, San Sebastián? …nada que hacer, los últimos en internet, falta la ilusión ciudadana…, pérdida de tiempo y dinero… Id a subir la autoestima a otra ciudad….

Sin embargo, el trabajo del grupo y el convencimiento de los responsables del proyecto, fueron convirtiendo la impresión inicial en entusiasmo. El método, basado en la participación de agentes culturales en reuniones sectoriales en las que se podían intercambiar opiniones y críticas y las discusiones internas nos ha ayudado a elaborar un proyecto sólido y adaptado a la austeridad del momento. Ha sido muy gratificante comprobar que hay mucha gente en Pamplona dispuesta a ofrecer su tiempo (sin contraprestación económica) por la cultura de su ciudad. Los participantes han aportado ideas -gracias a todos-, que al margen del éxito de la candidatura quedan recogidas, y el propio método se convierte en resultado.

Es un proyecto sugerente. Nos ofrecemos como lugar de encuentro en el que la fiesta como actitud y el diálogo entre distintas personas y lenguajes sirvan para mejorar el conocimiento y fomentar el respeto mutuo de sus habitantes.

Las actividades tienen como escenario el espacio público de Pamplona, que es la esencia de una gran ciudad europea. Esta afirmación puede chocar, pero sabemos que la grandeza no tiene que ver con el tamaño.

El origen de Pamplona se explica en un mapa de Europa, como enclave de paso hacia el sur del accidente de escala continental de los Pirineos. Es europea pues su fundación se debe a Roma, que se encuentra con los primitivos pobladores vascones en un promontorio y con sentido práctico se funde en una convivencia pacífica. Su configuración medieval es un ejemplo de un tipo muy europeo: el de las ciudades multiplicadas, entre las que figuran Reims, Burdeos y Londres. Las teorías de ciudades ideales del Renacimiento y la ingeniería militar continental están presentes en el trazado de la Ciudadela, que será la obra que marcará la forma urbana de los tiempos modernos de Pamplona. La traza de las murallas, que la Ilustración en otras ciudades europeas hizo símbolo de un mundo antiguo y arrasó, se mantiene en nuestra ciudad donde actuaciones de ensanche de modesta dimensión se han sabido incorporar al tejido existente y han configurado una ciudad contemporánea admirable.

 Una ciudad ejemplo para Europa, en la que destaca su espacio público, el sistema de espacios libres, sus calles, plazas avenidas y parques. Y destaca no sólo por la solidez de su forma y su trazado sino por ser el escenario de la vida de los habitantes de Pamplona. La tradición europea del espacio público, que se inicia en el ágora, el foro, el mercado, la plaza real, y la plaza mayor, pervive con fuerza entre nosotros. Las fiestas, los ritos y las procesiones, las ferias, las manifestaciones y la reivindicación, la gastronomía, los encuentros sociales, el ocio, el comercio, el paseo… se siguen realizando en ellos. Hoy, muchas ciudades de Europa han ido perdiendo este carácter y sus núcleos antiguos se han ido congelando, -todo el que viaje, lo aprecia- deshabitándose y se han convertido en una especie de parques temáticos sin vida. El espacio público ha ido desapareciendo, se ha privatizado y blindado. De la casa al coche, al trabajo y de vuelta al refugio privado.

Pamplona ha sufrido transformaciones y su entorno urbano se ha ampliado. La Pamplona funcional de dimensión metropolitana ha ido incorporando lugares de lectura menos clara, pero el núcleo consolidado sigue actuando como espacio esencial de referencia ciudadana.

En el proyecto se contempla también esta dimensión. Queremos reinterpretar y extender a los nuevos barrios las virtudes originales del centro. Habrá que descubrir los otros espacios públicos, los lugares inesperados donde se producen los encuentros entre los nuevos ciudadanos, las minorías y los diferentes grupos de edades. En el río y en su entorno tenemos un eje protagonista de la nueva espacialidad, para continuar siendo ejemplo y mostrar un camino a las ciudades europeas. Podemos confiar en nuestro proyecto y para mí no será sorpresa que Europa nos reconozca como finalistas. La autoestima es saludable.

Read Full Post »

El 2010 celebra el 25 aniversario de la Capitalidad Cultural Europea. En 1985 Jack Lang, quien tuvo el ideal de acercar las ciudades europeas a una cultura común, junto con la ministra griega de cultura, Melina Mercouri, pusieron en marcha la iniciativa de nombrar cada año una ciudad como sede europea de la cultura. El proyecto se ganó enseguida la confianza y la acogida fue extraordinaria, tanto es así que hoy en día, el deseo por lograr este título, cada vez más valorado, entre las ciudades de Europa es cada vez mayor.

Capital Europea de la Cultura 2010

Capital Europea de la Cultura 2010

El beneficio del título es indiscutible. Desde que Atenas lograra la primera capitalidad en 1985 las ciudades que han sido Capital Cultural ha conseguido transformar, en muchos casos, sus estructuras culturales y ser reconocidas en el ámbito internacional. El potencial de ser Capital Cultural se ha reconocido importante por el hecho lógico de lo que comporta: las ciudades han incrementado su competitividad, han logrado convertirse en interés turístico mundial, han conseguido mantener a sus ciudadanos, logran atraer a todo tipo de manifestaciones artísticas, entre otros muchos beneficios.

Será el Presidente de la Comisión Europea, Durão Barroso, junto con Jack Lang quienes abrirán este celebración los días 23 y 24 de marzo y en donde se buscará reflejar el pasado, presente y futuro de la Capitalidad Europea, del potencial de ser Ciudad Cultural. Es una oportunidad para conocer la riqueza y la diversidad de la cultura europea, mejora la imagen de ciudades elegidas y fortalece los lazos que nos unen como europeos.

Read Full Post »

La Comisión Europea ha dado a este año 2010 que acabamos de comenzar el propósito de luchar contra la pobreza y la exclusión social. Si el 2009 fue el año de la Innovación y la Creatividad, el 2010 tiene como prioridad, dentro del plan Año Europeo, llegar y convencer a los ciudadanos de la necesidad de sensibilizarse sobre la manera en que la pobreza malogra las vidas de tantos europeos.

Esta política europea, basada en dar a cada año un objetivo por el que trabajar y siempre con la meta de lograr el entendimiento, respeto y promoción de la diversidad social y cultural, nos da el motivo de nuestra reflexión: lograr una cohesión social, económica, política y cultural a nivel europeo. La estrategia de Lisboa, gestada el pasado año 2000, se planteó este objetivo desde ese año 2000 hasta este que acabamos de comenzar. Bien es cierto que sus objetivos de pleno empleo se han truncado con la actual crisis, sin embargo, los cimientos sociales de Europa deben endurecerse invirtiendo en recursos humanos, luchando contra la exclusión, fomentando una cultura europea común que nos identifique como una Europa fuerte y unida,  revisando las políticas estatales para buscar ese común denominador que haga de nuestro territorio un activo eficiente y competitivo.  

Todos los esfuerzos realizados, todos los objetivos propuestos, los Años Europeos tienen al final un mismo objetivo, el de crear un entorno favorable para que la competitividad, la innovación, el pleno empleo, la cultura, y el conjunto de la esfera social se desarrollen en grado máximo haciendo de Europa la potencia económica más competitiva.

Read Full Post »

 

Travesías, de Daniel Cánogar

Travesías, de Daniel Canogar. Esta obra estará toda la presidencia en la sede del Consejo de la UE.

Seis meses, un semestre completo para hacer de la cultura una pieza clave del motor económico de Europa. La presidencia española de la Unión Europea durante este periodo de tiempo se ha marcado grandes objetivos culturales, entre ellos, aquel de fomentar el crecimiento y la consolidación del patrimonio cultural europeo.

Tres prioridades, tres apuestas en el ámbito cultural que supondrán hacer de Europa un algo más común a sus ciudadanos, supondrán conseguir una conciencia colectiva por los bienes y tesoros culturales del continente, y significarán, como decía Robert Schuman, que por encima de las instituciones, está Europa, la idea que da base común a nuestra civilización y que poco a poco crea un lazo, un sentimiento de identidad. La ministra de cultura, Ángeles González-Sinde, marcaba las tres prioridades:

1.      Reforzar la identidad cultural europea y promover el turismo cultural. En este sentido España colaborará en la creación del Sello del Patrimonio Cultural Europeo, este Sello pretende “impulsar la dimensión transnacional europea de los bienes culturales, monumentos, enclaves naturales, patrimonio tangible e intangible, lugares que han desempeñado un papel importantes en la historia de Europa”, etc. Su objetivo: fomentar el sentido de pertenencia a un espacio cultural común.

2.      Potenciar la cultura digital fomentando un mercado legal y la digitalización de contenidos.

3.      Que el papel de la cultura aumente el nivel hasta ser parte del motor de desarrollo económico social, lo que per se exige un presupuesto mayor.

 Europa ya tiene una consolidada dimensión política, e incluso social, pero no puede existir una identidad común a todos sus ciudadanos si el ideal cultural no tienen un cauce común por el que hacerse presente. Europa es un contenido asombroso de cultura, de arte y patrimonio, y todos debemos formar parte de ese ideal común, es nuestro proyecto y es herencia futura para las próximas generaciones.

Read Full Post »

Siguiendo con los retos que el Manifiesto por la Creatividad y la Innovación se ha propuesto para el futuro, la segunda directriz que habría que seguir es aquella de  convertir las escuelas y las universidades en lugares donde estudiantes y profesores se comprometan en el pensamiento creativo y con el aprendizaje por medio de la práctica.

Es fundamental, para reforzar la competitividad de la sociedad y así también de Europa, que profesores y estudiantes reinventen juntos los colegios y las universidades.  Al hilo de la línea de acción anterior (invertir en conocimiento), la finalidad es que la educación prepare, forme y plante una semilla de fortaleza, conocimiento y capacidad en las personas para que estén instruidos en y para la  sociedad del conocimiento.

Formar de nuevo a los profesores y comprometer a los padres de forma que puedan contribuir en la formación de un sistema educativo que desarrolle los conocimientos, habilidades y actitudes necesarios para el diálogo intercultural, el pensamiento crítico, la resolución de problemas y los proyectos creativos.

Hay que poner el acento en el diseño de la educación en todos los niveles. Enfatizar a escala europea el esfuerzo necesario de investigación y desarrollo en la educación, con la finalidad de mejorar la calidad y creatividad en todas las esferas de la formación.

Read Full Post »

Al hilo del nombramiento del Año 2009 como año de la Creatividad y la Innovación, el grupo de grandes eruditos que han marcado las directrices para lograr una nueva Europa, más cultivada e innovadora, en el Manifiesto por la Creatividad y la Innovación, el mismo grupo de personalidades punteras que ha puesto sobre el papel los “siete mandamientos” para tan magno objetivo, perfilan como primero en esta lista de siete la obligación de invertir en conocimiento.

En el frenesí de las telecomunicaciones, en la velocidad en la que el todo se hace más y más global, en el camino para llegar a un punto determinado, nos perdemos. Nos falta competencia, aptitudes que son necesarias para seguir a la par del mundo, a la par del momento en que nos ha tocado vivir. Para reforzar la competitividad de Europa, para que los ciudadanos no se pierdan por el camino, son necesarios nuevos principios que prioricen, y valga la redundancia, la inversión en las personas, la inversión en la formación de éstas para que desarrollen unas capacidades competentes y productivas.

Invertir en conocimiento no es algo abstracto, no es un concepto ligero ni grácil, supone poner en primer lugar a la persona en cualquier ámbito del mundo profesional. Son las empresas las que deben “alimentar” a sus propios trabajadores, alimentos cognitivos que a corto plazo produzcan un aumento de habilidades; sin embargo, no es sólo la empresa la que deba procurar conocimientos a sus trabajadores, debe ser un compromiso por parte de las instituciones, los sindicatos, los gobiernos, un compromiso para cooperar en la organización de la puesta al día de las habilidades de los trabajadores mediante la inversión, lo que conlleva una financiación, ya sea pública, privada o ambas. Aquí Europa juega un papel importante en su objetivo de convertirse en UNA, grande y fuerte, conocedora y conocida, una Europa instruida y capaz, creativa e innovadora. La magnitud y ambición de los Fondos Estructurales Europeos debe ampliarse y a su vez centrarse en la inversión en investigación y desarrollo, y vincularse a la creación de nuevos marcos y plataformas que empujen y fomenten la formación a lo largo de la vida.

Read Full Post »

Creatividad e Innovación

No podemos dejar acabar el año sin hacer una mención al título que la Comisión Europea ha otorgado al año 2009: Año Europeo de la Creatividad y la Innovación. El objetivo de tal nombramiento es fomentar e incrementar la capacidad creativa e innovadora en Europa para poder hacer frente a la tan ya conocida globalización.

Desde finales del siglo XX la globalización ha supuesto una revolución en todos los niveles de las disciplinas que rigen la sociedad.  Se han oído considerablemente las consecuencias del fenómeno en el ámbito de las comunicaciones, donde obtener información, conocimiento y opinión pública a tiempo real y sobre cualquier asunto que esté sucediendo en el planeta es hoy un hecho innegable; pero la globalización ha afectado igualmente y de primera mano al ámbito de las ciencias y la tecnología, el desarrollo científico y tecnológico desde finales del siglo XX ha llevado un ritmo asombroso y estar “al día” de ello supone, al menos, tener capacidad de respuesta inmediata, supone ser creativos e innovadores.

Por ello, para estar en la vanguardia del nuevo mundo Europa debe ser creativa e innovadora, lo que implica cambios en las bases sociales y económicas, lo que implica convertir ideas en valores, ser capaces de superar la actual crisis generando nuevas ideas, invirtiendo en conocimiento, fomentando el diálogo entre las diferentes culturas, logrando ser Europa UNA, unida y abierta al mundo, respetuosa de los valores y consciente de la necesidad de cambio. La crisis económica, medioambiental y social reta a encontrar nuevos caminos, nuevas maneras de pensar y actuar. La creatividad y la innovación son factores clave en el momento actual en el que vivimos.

El Manifiesto por la creatividad y la innovación en Europa es el documento es del trabajo colectivo de los Embajadores del Año, un grupo de personalidades europeas punteras en ámbitos como la cultura, la ciencia, la empresa, la educación y el diseño. Gracias a sus guías el Manifiesto contribuirá a perfilar la estrategia de la Unión Europea para promover la creatividad y la innovación en la próxima década.

embajadores

Embajadores del Año

Manifiesto

1. Cultivar la creatividad en un proceso de aprendizaje permanente en el que teoría y práctica se desarrollen paralelamente.

2. Convertir las escuelas y las universidades en lugares donde estudiantes y profesores se comprometan en el pensamiento creativo y el aprendizaje por medio de la práctica.

3. Transformar los lugares de trabajo en centros de aprendizaje.

4. Fomentar un sector cultural sólido, independiente y diverso capaz de respaldar el diálogo intercultural.

5. Promover la investigación científica para comprender el mundo, mejorar la vida de las personas y estimular la innovación.

6. Fomentar procesos, pensamientos e instrumentos creativos, que tengan en cuenta las necesidades, emociones, aspiraciones o habilidades de los usuarios.

7. Apoyar una innovación empresarial que contribuya a la prosperidad y la sostenibilidad.

Read Full Post »

Older Posts »